info@elacantabria.org

607 320 598

Atención Social

ATENCIÓN SOCIAL

El Trabajo social es una profesión que se ejerce desde el respeto de los derechos humanos fundamentales de los individuos, grupos y comunidades.

Está fundado sobre los valores universales de la dignidad humana, la libertad y la igualdad, tal y como se contemplan en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las instituciones democráticas y el Estado de Derecho.

Los profesionales tenemos la responsabilidad de ejercitar nuestra profesión identificando y desarrollando las potencialidades y fortalezas de las personas. Nuestra intervención requiere del compromiso de buscar y garantizar, a toda persona que lo solicita, la igualdad de oportunidades, el acceso a recursos y el apoyo para cubrir sus necesidades, especialmente con aquellas personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, como son las personas afectadas por la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Los principios bajo los que nos regimos son:

  • Reconocimiento de la dignidad inherente al ser humano.
  • Promoción de los Derechos Humanos. Desde el Trabajo social se trabaja con las personas para encontrar un equilibrio adecuado entre los distintos Derechos Humanos.
  • Promoción de la Justicia social. Para alcanzar este logro con la sociedad y con las personas en particular:
    • Rechazamos la discriminación y la opresión institucional.
    • Respetamos la diversidad y abogamos por comunidades inclusivas.
    • Promovemos el acceso a recursos de forma equitativa.
    • Desafiamos políticas y prácticas injustas, trabajamos para llamar la atención de organizaciones, políticos y personas en situaciones en las que las políticas y los recursos son opresivos, injustas, perjudiciales o simplemente inadecuadas.
    • Construimos solidaridad. trabajando activamente junto a compañeros dentro y fuera de la profesión, para tejer unas buenas redes de solidaridad que conlleven cambios transformadores y sociedades responsables.
  • Promoción del derecho a la autodeterminación. Promovemos y animamos a las personas para que tomen sus propias decisiones.
  • Promoción del derecho a la participación. Trabajamos para aumentar la autoestima y las capacidades innatas de cada uno.
  • Respeto por la confidencialidad y la privacidad de cada individuo.
  • Tratamiento a las personas como un todo. Algo fundamental en Trabajo Social es ver y entender a la persona como un conjunto de todas las dimensiones que le rodean, tanto biológicas, psicológicas, sociales y espirituales. De esta manera se consigue que nuestra intervención sea integral.
  • Uso ético de la tecnología y las redes sociales.
  • Integridad profesional. Cuidando a los otros y cuidándonos de los otros. Trabajando a través de la observación y la empatía obtenemos muchísima información donde las palabras no llegan. Es importante saber dónde están los barreras inter-personales para no sobrepasar ciertos límites y que todo fluya de la mejor manera, encontrando un cauce diferente con cada persona, pues cada cuál es diferente.

En relación a nuestro día a día, en plena batalla contra esta enfermedad, hemos observado que las demandas que más se dan entre las personas que vienen a la asociación por primera vez o con las que ya tenemos una relación que perdura en el tiempo, suelen ser sobre temas laborales (el reconocimiento de la incapacidad laboral en el grado más alto posible). Entendemos que no cabe otra opción y, de hecho, desde ConELA (Confederación Nacional de entidades de ELA) se está luchando por conseguir derechos para las personas afectadas, siendo uno de ellos el reconocimiento de esta situación de incapacidad desde el mismo momento en el que alguien es diagnosticado.

Otro de los trámites más comunes es la solicitud de la Discapacidad y la Dependencia. Desde CanELA informamos y facilitamos, en la medida de lo posible, todos los trámites burocráticos.

Es muy habitual que se trate el tema de ayudas y prestaciones económicas. La situación de cada persona y familia es distinta. Por ello, se realiza un estudio detallado que sirva para para conseguir acceder a ellas. En este punto, es imprescindible abordar la enfermedad de forma global, pues somos conscientes de que la ELA es, además, una enfermedad extremadamente cara.

También es común la necesidad, en algún punto del desarrollo de la enfermedad, de la utilización de algún tipo de ayuda técnica. Desde la asociación prestamos estas ayudas y, si no disponemos de ellas, las solicitamos a otras entidades.

En definitiva, nuestra labor es ESTAR y LLEGAR allá donde el sistema público no llega. Este hecho es fundamental para entender la existencia de esta asociación y de la necesidad imperiosa de seguir luchando.